TRATAMIENTO  DEL  INSOMNIO

El tratamiento depende de la causa. En algunos casos es necesario modificar el ambiente, y que sea idóneo para dormir (temperatura, iluminación, ruido, etc.), en otros debe suprimirse el consumo de sustancias estimulantes (café, té, refrescos de cola) o de alcohol. Sí el insomnio  se debe al ronquido y apnea del sueño, el tratamiento dependerá del tipo y severidad del trastorno, que puede requerir tratamiento con aparatos odontológicos, con dispositivos para ventilación mecánica  o procedimientos quirúrgicos de diversos tipos (cirugía nasal, del velo de paladar, lengua, máxilo-facial). Otros pacientes requieren terapias psicológicas, que también  son muy variadas, y generalmente breves. Otros tipos de insomnio requieren tratamientos específicos como la cronoterapia (para ajustar el ritmo, reacomodando los horarios) y la terapia con luz brillante.

Todos los pacientes con insomnio requieren medidas de higiene de sueño, que deben ser individualizadas en cada caso según sea la alteración, los hábitos, el estilo de vida, la edad  y  la  ocupación  del  paciente.