SÍNTOMAS   EN  NIÑOS

En recién nacidos, la apnea del sueño ha sido implicada en algunos casos de Síndrome de Muerte Súbita (“Muerte de Cuna”), aunque no se conoce la relación exacta. En niños de edad preescolar, el síntoma más obvio es la falta de desarrollo o crecimiento normal.

Los niños mayores, a nivel escolar, se ven desanimados y muchas veces trabajan mal en la escuela; pueden ser clasificados como niños “lentos” o “flojos”. La apnea del sueño es común en niños con sobrepeso y en aquellos con amígdalas y adenoides grandes. Los niños con apnea del sueño pueden roncar, chillar o  dar la impresión de que tienen dificultad para respirar, pero pueden dormir bien. No es normal que los niños ronquen. Los padres  deben consultar en un centro de trastornos del sueño por los ruidos nocturnos de un niño, excepto cuando ocurre solamente durante los cuadros gripales.