APNEA DEL SUEÑO

Si Usted ronca cada noche, puede estar acostumbrado a oír muchos chistes malos sobre Usted. Pero roncar no es un chiste.

Puede ser la primera señal de que algo serio está sucediendo con su respiración durante el sueño. Significa que el paso del aire no está completamente abierto. El ruido proviene de los esfuerzos para forzar el paso del aire por un canal estrecho.

Se estima que el 34% de los adultos roncan y, para la mayoría, roncar no tiene consecuencias médicas serias. Pero, aproximadamente el 19 % ronca cada noche, lo cual condiciona riesgo para la salud y en el 9 %, de los hombres de mediana edad y en el 4% de las mujeres, el ronquido habitual (cada noche), es la primera indicación de un desorden potencialmente mortal, la apnea obstructiva del sueño, la cual condiciona riesgo para la salud y para la vida (Apnea, palabra Griega que significa “deseo de aliento”).

La gente que presenta este desorden no respira adecuadamente durante el sueño, por lo cual no reciben suficiente oxígeno, y tienen un sueño de mala calidad. Estas anormalidades pueden provocar somnolencia excesiva diurna y dar lugar a presión arterial alta, insuficiencia cardiaca, infarto del miocardio, embolia y trombosis cerebral. Estas personas no tienen problemas para respirar cuando están despiertas. Por eso es que, si Usted ronca fuerte todas las noches, en cualquier posición, debe buscar ayuda en un centro de trastornos del sueño. Afortunadamente, hoy en día los especialistas en trastornos del sueño pueden diagnosticar esta enfermedad por medio de un registro de sueño o polisomnografía y proponer el tratamiento adecuado para revertir sus posibles consecuencias fatales.