TRATAMIENTO  DE   LA  APNEA  DE  SUEÑO  CON  CPAP

4

Resumen: La efectividad del CPAP en el tratamiento de la apnea de sueño es multifactorial. La normalización de la respiración y la oxigenación durante el sueño, induce mejoría en la función del sistema nervioso, cardiovascular y respiratorio.

Si  ronca diariamente en cualquier posición puede ser la primera señal de que algo serio está ocurriendo con su respiración durante el sueño.

Es la primera indicación de un desorden potencialmente mortal. Las personas con apneas obstructivas no respiran adecuadamente durante el sueño, por lo cual no reciben suficiente oxígeno. Esto puede dar lugar a hipertensión  arterial, insuficiencia cardiaca, infarto  del miocardio,  embolia y trombosis cerebral.

El CPAP nasal ofrece el remedio inmediato para la apnea del sueño y está especialmente indicado en casos de apnea  severa. Para casos de apnea leve, moderada o para aquellos pacientes que solo tienen ronquido sin apnea, existen otros tipos de  tratamiento.

DESARROLLO  DEL  CPAP
El CPAP nasal elimina el ronquido y los episodios de apnea de sueño, mejora los niveles de oxígeno en la sangre, normaliza la calidad del sueño, suprime la somnolencia excesiva diurna, disminuyendo el riesgo de  morbilidad y mortalidad  relacionado con la apnea del sueño.

EFECTOS    DEL    CPAP
El CPAP nasal tiene efectos inmediatos y a largo plazo. En los efectos inmediatos se incluye la mejoría de la obstrucción en las vías aéreas superiores y suprime la disminución de oxígeno en sangre, con la normalización consecuente  de la calidad del sueño.

En los efectos a largo plazo tenemos los siguientes: Aumenta el área de la faringe y  disminuye el contenido de agua de las paredes de la faringe, esto se observa de 4 a 6 semanas después del uso del CPAP. Estos cambios benéficos en la estructura de la faringe permanecen después del tratamiento crónico y se mantienen después de suspender el tratamiento con CPAP.

Tratamiento de la apnea Obstructiva del Sueno con dispositivo Nasal-2013